Caminata hacia la chorrera de Despeñalagua

07, abril | Sierra del Ocejón - Naturaleza | 1 Comentarios
Viajando por los pueblos negros

Es casi una cita obligada realizar este sendero que va desde Valverde de Los Arroyos a la chorrera de Despeñalagua. Da igual las veces que hayas pisado este camino, siempre vas a encontrar momentos distintos, espacios y sensaciones diferentes. El paso de las estaciones, las precitaciones, la temperatura en invierno, la fenología de la vegetación.. provocan estos cambios.

El recorrido nace en la parte alta del pueblo donde se encuentran las eras, otro espacio emblemático de este pueblo, protagonistas de las agotadoras parvas de tiempos pasados, lugar de encuentro de enamorados, concentración de risas de niños.. y sobre todo un escenario paisajístico sublime a los pies del pico Ocejón, que se alza como protector de los pueblos negros. Bien merece una parada de contemplación y respiración durante unos breves instantes. 

Tan sólo nos separa 2 kms desde la era hasta los pies de la chorrera. El recorrido prácticamente es llano, apto para casi todo tipo de público y ¡ojo! el camino es estrecho, no apto para cochecito de niños. Al principo atravesaremos los huertos de frutales rodeados de muros de piedra y pasaremos al lado de majestuosos castaños añosos, otros de los protagonista de esta localidad. A continuación el sendero nos adentran en paisajes de rocas y barrancos e iremos descubriendo lo nuevos perfiles del pico Ocejón. Vereis un punto en el que hay una bifurcación señalizada que indica el sendero que se dirige al Ocejón, si lo cogéis iréis ascendiedo poco a poco y esto os permitirá recoger la visión de las chorreras a distancia en toda su plenitud de salto. Si continuais la subida os llevará hasta la visera desde donde se despeña el agua, de ahí su nombre. En este punto hay tres alternativas: volver a bajar  hasta la era, coger el camino a la cima del pico o coger el camino antiguo hacia el collado de Majaelrayo. 

En el recorrido la vegetación es sobre todo arbustiva: brezos, gayuba, brecina, retamas, también hay bosquetes y pies aislados de álamo temblón. El camino acaba en una pradera presidda por un gran nogal, desde aquí un senderillo os lleva justo a los pies de la chorreras. Una caída de agua de unos 80 m que cuando está en su máximo esplendor hay dos cascadas funcionando. Impresiona el sonido que provoca el agua y el ambiente húmedo que envuelve el espacio.

En ocasiones cuando los vientos del invierno son frios y baja mucho la temperatura, la caída de agua se congela y el espectáculo es muy especial.

Una vez que consideremos que ha llegado el momento de volver, tan sólo os queda volver sobre vuestros pasos y concluir la jornada con un paseo por las calles de Valverde de Los Arroyos y una visita al museo Etnográfico, de este modo os podréis llevar en la mochila de vuestra mente  parte de la personalidad de este pueblo.

No vamos a acabar sin contaros el origen de este camino que os lleva a la chorrera de Despeñalagua. Observaréis que el sendero discurre al lado de una reguera de agua que parte de la chorrera y llega hasta el pueblo. Esta arteria de agua realmente es una curva de nivel. Lo curioso e importante es quien lo construyó  ideó esto: traer el agua de este paraje a las huertas en las proximidades del pueblo. Para esto hay que remontarse a finales del siglo XIX, en donde vivió un paisano llamado Agapito que se empeño en realizar esta obra a pico y pala, no recibió ningún apoyo del pueblo, puesto que lo consideraban inviable. Pero el tío Agapito lo tenía claro y  empezó a cavar la cacera y comprobó que el agua discurría sin problemas. Cuando la gente del pueblo verificó que era posible y cuando ya quedaba poca distancia para llegar al pueblo, Agapito recibió la ayuda de sus paisanos. Esta obra, aunque simple, transformó la vida de Valverde. Gracias al sistema de regadio las huertas proliferaron. Se montó toda una serie de arterias para llevar el agua de un paraje a otro y regar todas las huertas. El Cacerón, así se llama esta reguera de agua, llega desde la chorrera hasta Zarzuela de Galve, prácticamente 4 kms.

Gracias al tío Agapito tenemos este sendero y las fabulosas huertas en Valverde de Los Arroyos.

Listado de posts

Aurelio Mena Hornero - 20/11/2016 16:57

Espléndido el lugar, aunque la cascada no estaba en todo esplendor, que las lluvias aún habían sido escasas, pero el otoño ya vestía de amarillos el bosque y sólo por eso ya ha merecido la caminata. Pena que los robles han casi desaparecido y su presencia es sólo testimonial de lo que en otro tiempo sería el bosque, antes de que interviniesen los políticos. Salud.

Escribir comentario

Captcha